31 de julio de 2014

A la hora de la verdad verdad, solo hay tres tipos de venezolanos… ¿a qué tipo pertenece Usted?

El que dice: “No obstante 100 años de fracaso quiero seguir con Ustedes administrando mi cuota parte de las resultas petroleras” 
O el que dice “Déjense de vainas y denme mi cuota parte ya, que yo sé, o llegaré a saber, qué mejor hacer con ellas.”
O el que dice “Démelas acá que yo te las administro de las mil maravillas”
¿Qué tipo de venezolano es Usted?

100 años de sumisión

Nota previa: Justo el día en que llegamos a los 100 años de petróleo en Venezuela, éste fue el artículo que El Universal censuro. Y me pregunto: ¿qué harán los pobrecillos censores cuando se les acabe algo que valga la pena censurar?… ¿a quién venderán sus entonces bufonadas de páginas?

Hoy se cumple 100 años desde el reventón del Zumaque 1, con lo cual se dio inicio a la era petrolera en Venezuela.
Esperaba comenzar éste día debatiendo los argumentos que esgrimen los comunistas de-aquí-no-me-quitas-tú, o los más democráticos quítate-tu-pa ponerme-yo, para convencernos de que ellos deben administrarnos nuestras resultas petroleras.
Pero en la semana leí un escrito de CEDICE que me demostró cómo hasta una organización que defiende las libertades individuales, y la cual debería ser una punta de lanza contra la centralización de nuestras resultas petroleras, igualmente termina contaminada por esa riqueza petrolera que afecta nuestra psiquis nacional.
Dice CEDICE: “El capitalismo de estado no ha funcionado en ninguna parte y en ninguna época. No funciona ni siquiera cuando los gobiernos cuentan con renta petrolera.”. Y con ello CEDICE demuestra no haber entendido que el capitalismo de estado no funciona… MUY ESPECIALMENTE, cuando los gobiernos cuentan con el poder que se deriva de una abundante renta petrolera. 
Y no es que crea que sistemas que promocionan un capitalismo de estado puedan funcionar bien, pero de lo que sí estoy seguro es que funcionan menos mal, cuando los recursos con los que el Estado ejerce ese capitalismo, provienen de impuestos pagados por los ciudadanos. Por lo menos en ese caso se establece un cierto vínculo de Estado-dependiente-de-ciudadano… en lugar del vínculo actual de ciudadano-dependiente-del-gobierno-repartidor-de-turno.
Durante 100 años hemos sido testigo de innumerables ejemplos de cómo el poder derivado de controlar el petróleo, subyuga a pueblos cercanos y lejanos… y ya eso debería convencernos de la necesidad de liberarnos de ese yugo.
Pero hay otra poderosa razón de ello y eso es que la repartición política de nuestras resultas petroleras nos ha convertido en un pueblo amoral. Y no hay mejor ejemplo de aquello que ver como se negocia el aceptar la suspensión un crimen como el de vender la gasolina en 1/758 parte del precio de la leche, contra la suspensión de otro crimen como el de regalar nuestra resultas petroleras a otros países. Los crímenes no se negocian… no se cometen y punto. 
“No nos dejes caer en tentación”… y el entregarle a cada ciudadano su cuota parte de las resultas petroleras removería, de una sola tajada, una inmensa fuente de tentaciones para cometer amoralidades.
Y aprovecho la ocasión para de nuevo solicitar que aparte de celebrar el día del árbol; el día de cualquier profesión que hay por ahí; el día de cualquier parroquia; celebremos el día del petróleo… para educar sobre el deber agradecerle a la providencia haberlo situado en nuestra tierra… y sobre la obligación que tenemos de darle un mejor uso. 
Y en ese sentido tampoco puedo dejar de recordarles que no se trata de renta petrolera… como los aprovechadores quieren hacernos creer, igual como cuando también hablan de producción petrolera… se trata de la extracción de recursos naturales no renovables… o sea nos estamos comiendo los capitales.
Y todo por lo cual hoy ruego hagamos lo necesario para rescatar, para nosotros los ciudadanos, el derecho de decidir sobre cómo usar lo que la providencia nos dejo. De hacerlo, les juro que por lo menos el 97 por ciento de todos los venezolanos estaríamos mejor, y lo cual no es un resultado nada desdeñable… igual como les juro que así podríamos al fin llegar a poder vivir en una nación, para así dejar de tener que vivir dentro de un negocio de otros.

29 de julio de 2014

#LosCensurados

Después de casi quince años de haber publicado semanalmente en El Universal artículos… totalmente ad-honorem… o sea sin ninguna retribución financiera… una que jamás solicite… se me notifica que “debido a un proceso de reorganización y reestructuración…no podemos seguir dándole curso de publicación a tus artículos”.
No sé si fue destino pero el artículo que tocaba esta semana "100 años de sumisión" se refería al hecho de nuestro país cumplir 100 años de haber reventado Zumaque I y habernos colocado bajo la bota petrolera… ¡Sumisión se ha dicho!
De mis días con El Universal tengo solo buenos recuerdos y agradezco profundamente a todos quienes me han ayudado durante estos años... y muy especialmente, por supuesto, a Miguel Maita.
Pero sí he de mencionar que después de haber sufrido ciertas censuras por vocabulario “ofensivo”… por ejemplo haber tenido que cambiar “sana sana culito de rana” por “sana sana parte posterior de rana si no sanas hoy sanaras mañana”, es con tristeza que constato que la censura se haya elevado a las ideas.
Un abrazo a todos
Per
PS. Estoy haciendo diligencias para lograr publicar el artículo en otros sitios... pero si no lo encuentran, búsquenlo aquí el próximo Jueves 31 de Julio de 2014

PS. ¿Y qué hace a quién no censuran?… “¿Papi… y a ti por qué no te censuran?” ¡Qué raya!… ¿Auto-censurarse?¡No, no es fácil vivir en dictadura!
 

17 de julio de 2014

Acabemos con las reincidencias

La carta que Leopoldo López le dirige a Fernando Mires el 5 de Julio desde la cárcel de Ramo Verde incluye:
"Tuve la oportunidad de leer un artículo suyo titulado ‘No es el gobierno, es el sistema' y le dí importancia a ese escrito porque en su título esta resumida nuestra lucha. No es Maduro, es el sistema; no es el gobierno, es el sistema... En Venezuela es el sistema antidemocrático, corrupto, ineficiente y nutrido artificialmente por la bonanza petrolera desde hace ya una década".
Sí Leopoldo. Sí es el sistema. Pero no ese sistema que tú describes como artificial y de una década. El sistema antidemocrático, corrupto, ineficiente que nos tiene agobiado, ha sido nutrido de manera natural por el petróleo, desde hace ya cien años.
El pilón de las resultas petroleras puede ser grande o pequeño, pero siempre estarán más motivados para ponerle las manos quienes tienen un interés de apropiarse de ellas, que quienes las quieran defender.
Y cuando digo robar... me refiero a todas las maneras. Vía burda corrupción, vía canje de resultas petroleras por votos, o simplemente vía satisfacer el ego de ministros y demás expertos que consideran que tienen el derecho de gastarlas en sus ocurrencias.
Y mientras ese pilón de resultas petroleras no se reparta entre todos los venezolanos, por igual, aquí que no me vengan hablar de un cambio de sistema... aquí seguiremos en nuestras reincidencias históricas entre los quítate-tú-pa-ponerme-yos.
Sin duda, entre los administradores de nuestras resultas de cuello blanco, amarillo, verde, rojo o cualquier otro color, hay mejores y hay peores, lo cual por supuesto hace algunos gobiernos más digeribles que otros. No obstante, ninguno puede producir el resultado sostenible que necesita el país... por cuanto, justo como dices..."es el sistema".
Sí, vayamos a una constituyente. Pero no que no sea otra gatopardiana que busca los cambios que permitan que todo permanezca igual.
De repente solo hace falta añadirle al Art. 12, el de "Los yacimientos mineros y de hidrocarburos... son bienes del dominio público"... la frase "y todos sus beneficios, después de haber efectuado las reservas necesarias para su debida explotación" serán repartidos mensualmente entre todos los venezolanos".
Pero también propondría que la ciudadanía tuviese una mayor inherencia directa en la elección de las Juntas Directivas de las empresas que manejen nuestros principales recursos naturales...incluyendo por cierto la del sistema hidroeléctrico.
Y como entenderás esos cambios representaría más un real cambio de sistema que cualquiera otras modificaciones que se les pueda ocurrir.
Qué buena broma ésta que nuestros políticos no parecen estar interesados en gobernar al país sin tener acceso a las resultas petroleras. No lo entiendo... un país con tanta gente buena y generosa.
Y Leopoldo... como puedes leer en mis artículos de la última década... esto para nada significa falta de confianza en ti. A todo candidato que se me pase por frente le digo: "Dime cómo piensas gobernar Venezuela sin nuestras resultas petroleras y te diré si te daré mi voto".
No puedo terminar esto sin expresar mis más sentidas repulsas por el vandalismo judicial al que tú y tantos otros están siendo expuestos. La verdad es que se me haría inmensamente difícil sentarme a dialogar con los que morbosamente se divierten con aquello.
PS. Un país donde la leche, si se consigue, tiene un precio oficial de 278 veces el precio de la gasolina, es un país que perdió su brújula moral.

3 de julio de 2014

Gobierno, Pdvsa y BCV... driblándonos

Acabo de leer el informe financiero auditado de Pdvsa al 31 de diciembre de 2013. Se indica que Pdvsa recibió, en diciembre 2013, como una donación por parte del Estado valorizada en US$ 30.000 millones, el 100% de la Empresa Nacional Aurífera, ENA.
Ese mismo mes, Pdvsa vende el 40% de ENA al BCV contra la cancelación de una deuda de US$ 21,524 millones. Habiendo valorizado el 40% de ENA en US$ 12.000 millones, la operación le genera una utilidad a Pdvsa de US$ 9.524 millones... el 60% de todas sus utilidades de 2013.
Espero que a nadie se le pagó una comisión por lograr venderle al BCV las acciones de ENA en un precio casi 80% más alto al que el mismo Estado las había valorizado ese mismo mes. ¡Qué ganancias, qué pérdidas... qué dribleo!
Y hace poco Rafael Ramírez declaró: "Esta empresa es muy importante porque Pdvsa... tiene adjudicado el derecho de protección de más de 92 mil millones de onzas de oro"
¿Importante? 92 mil millones de onzas de oro a US$ 1.300 la onza, aún calculándolo en millones, casi explota mi calculadora, e indica, creo, US$ 11.960 millardos... o sea como 12 veces la total bonanza petrolera manejada por los "revolucionarios rojos".
Pero sigo sin entender, quizás por cuanto no entiendo qué significa "el derecho de protección". Lo digo por cuanto según el Art. 12 de la Constitución, ese artículo que defiende las futuras generaciones de venezolanos de ser depredados por pedófilos económicos, ese oro que se encuentra en yacimientos mineros... "son bienes del dominio público, y por tanto, inalienables e imprescriptibles". Y en tal sentido no veo cómo esas reservas de oro puedan serle asignadas a nadie. 
Igual como sigo sin entender cómo, en razón de ese mismo artículo de la Constitución, alguien pueda negociar un solo barril no extraído de petróleo, como lo hace Pdvsa pre-vendiéndolo a China, buscando satisfacer intereses actuales, con resultas petroleras que le pertenecen a ese mañana que no les importa.
E igual sigo sin entender que hace el BCV con un oro que se encuentra bien bajo tierra y no en sus bóvedas... ¿Piensa el BCV acaso lograr la aceptación de una nuevo bolívar con un patrón de convertibilidad en oro extraído, en un futuro indefinido? ¿Proveerán a sus tenedores picos y palas? ¡Buena suerte!
E igual sigo sin entender qué hace Pdvsa protegiendo la extracción de oro, cuando ni siquiera logra proteger adecuadamente la extracción de petróleo.
Pero lo más triste de todo es que permitiendo la emisión de bolívares de una manera que ni refleja las realidades, ni que puede ser recogida cuando las realidades se le viene encima, el BCV se hace culpable de torturar a los venezolanos con su impuesto inflacionario. Otro ejemplo de lo que igual al crimen de la gasolina regalada, debería ser enjuiciable ante tribunales como crímenes económicos de lesa humanidad.
Por lo que se ve estos jugadores nos creen unos débiles mentales y piensan que a nosotros los venezolanos nos puedan driblar como quieran. Lo triste es que viendo cómo seguimos entregándoles nuestras resultas petroleras al primer habla-bello-suena-experto que se nos pasa por frente las urnas electorales, parecería que sí lo somos, o como mínimo que sufrimos de un muy avanzado Alzheimer cultural.
¡Paremos el juego! ¡Quitémosles nuestra pelota a todos esos abusadores! ¡No importa el color de su franela! Ya suficientemente nos han mordido, y no existe absolutamente nada que nos indique la menor posibilidad de que se dejen de esa mala maña.