20 de julio de 2019

John Rawls y el reparto de las resultas petroleras.

John Rawls en su “Teoría sobre la Justicia como Equidad”, 1971, sostiene que las desigualdades, tanto sociales como económicas, sólo deben permitirse si los más desfavorecidos estarán en mejores condiciones de lo que podrían estar bajo una distribución equitativa.
Algo que debe ser considerado por los venezolanos, cuando podemos establecer que durante los gobiernos de Chávez/Maduro, nuestros 40% más pobres, recibieron menos del 15% de lo que hubieran recibido si nuestras resultas petroleras hubiesen sido redistribuidas por igual.
¿Como? Piensen en la gasolina regalada, en los regalos a otros países, en todo lo adquirido con divisas a tasa preferencial como todo tipo de cachivaches o viajes al exterior, en todo lo robado, en todo lo mal-administrado, etc.
He vivido demasiado como para creer en la capacidad de unos pocos, aún con las mejores intenciones y sin querer robarlas, poder partir y repartir las resultas petroleras venezolanas, mejor que cada ciudadano venezolano su cuota parte.
La posición mía es que después de tanto nadar y sufrir, para solo subirnos en la misma playa de siempre, daría una tristeza inmensa pues dejaría en evidencia que el venezolano no nació para ser libre… su mayoría nació para ser sumiso y mandado.
Desde ya respaldo a quien prometa, de manera creíble, que por lo menos el 51% de las resultas petroleras sean repartidas por igual entre todos los venezolanos, para que así podamos al fin vivir en una nación, y no simplemente seguir viviendo en el negocio de otros.
PS. Por favor, no importa cuánto con razón estén en contra del socialismo, no mencionen socialismo como causa de nuestra tragedia nacional por cuanto, de inmediato, cual bien alimentados perros de Pavlov, demasiados se dicen “entonces Venezuela no puede estar tan mal”.
La única explicación verdadera que debemos aceptar es que somos un país que sufre la maldición de unos inmensos ingresos provenientes de recursos naturales, centralizados en manos de unos pocos de quienes parten y reparten para quedarse con la mejor parte.
PS. Ya la oposición ha cumplido con las negociaciones que la hipocresía politica mundial requería, algunos sostienen que en demasía. No obstante cumplido con eso, ahora queda evidente que, en Venezuela, no enfrentamos un enemigo político sino un enemigo criminal. 
Noticiero Digital

8 de julio de 2019

Hoy los venezolanos necesitamos algo muy sólido de qué agarrarnos para con ímpetu creer en el futuro de nuestra Venezuela.

Para que venezolanos puedan comer rapidito, hay que entregar PDVSA a sus acreedores rapidito, para que pongan sus cachivaches a funcionar rapidito, a ver si cobran alguito, y para que le paguen a los ciudadanos, no a bandidos, nuestros royalties rapidito

Los acreedores legítimos de Venezuela deben saber que sus únicas posibilidades de cobrar algo depende de que Venezuela logre levantar de nuevo una razonable capacidad de extracción de petróleo a un costo razonable.
Cualquiera que llegue a tener la responsabilidad de gobernar el país debe saber que sin que se logre levantar una razonable capacidad de extracción de petróleo, a un costo razonable y en un periodo relativamente breve, sus posibilidades de seguir teniendo la confianza del pueblo son nulas.
Si la mayor parte de los ingresos petroleros netos - las llamadas resultas petroleras - se reparten luego por igual entre todos los venezolanos, éstos sabrán que comparado con el tener que doblarse ante unas autoridades para mendigar unos Claps, o una gasolina regalada, o unos divisas a tasas preferenciales, estarían en el cielo. Así, al fin, los venezolanos podrán sentir vivir en una nación y no en el negocio de otros.
Por lo anterior estoy seguro que, para levantarle el alma a nuestra Venezuela, no hay nada mejor que un gran acuerdo basado, por ejemplo, en que los acreedores legítimos, durante los próximos 25 años, se lleven un 15% de nuestras resultas petroleras, el gobierno un 34% y los ciudadanos un 51%.
¿Imposible? ¡No! Nuestros actuales acreedores legítimos estarían encantados con el establecimiento de una fuente de repago directamente relacionados con los ingresos obtenidos por una aumentada capacidad extractiva de petróleo.
Y estoy seguro que con la certeza de un acuerdo institucional como el anterior lloverían ofertas de empresas petroleras calificadas para hacer las tantas inversiones que hoy son necesarias, por Pdvsa haber permitido convertir sus activos en chatarra. 
Y estoy seguro que tanto el Banco Mundial como el Fondo Monetario Internacional estarían encantados con supervisar transparentemente la pulcra implementación de un acuerdo de esa naturaleza.
¿La dificultad? Los caza rentas y sus amigos, aquellos quienes siempre parten y reparten nuestras resultas petroleras para quedarse con la mejor parte. De nuevo sostendrán que si ellos manejan el 34% más el 51%, nuestra Venezuela estará mejor. ¿Debemos porqué seguir creyéndoles? ¡No!
A más rápido que se logre un acuerdo como éste en donde todos remarían en un mismo sentido, más fácil será destrancar nuestro retorcido y engurruñado país, para así darle el aliento necesario para buscar soluciones a sus demás problemas.
Además, cualquier reestructuración de deuda tiene, por simples razones humanitarias, el deber de buscar darle respuestas rápidas y sostenibles a las necesidades más apremiantes de los venezolanos, ante nada los de esa niñez desnutrida y de esos viejitos penosamente abandonados a la deriva. Ayuda humanitaria y préstamos de instituciones multilaterales ayudan en el corto plazo, pero no representan una fuente de recursos sostenible.
PS #1. Por supuesto con esta repartición se acabaría con ese crímen económico contra la humanidad que significa el regalar la gasolina en Venezuela, y ésta se vendería a su valor de oportunidad en el mercado internacional.
PS #2. Uso el término de extracción petrolera por cuanto considero un irrespeto a la providencia que situó el petróleo bajo tierra venezolana el calificarnos como productores de crudo. ¡Somos extractores de petróleo!

Noticiero Digital

10 de enero de 2019

10 de Enero de 2019 / January 10 2019

¿Si el gobierno de Nicolás Maduro ha sido declarado ilegítimo, no deberían todos los compradores de petróleo venezolano, como Citgo, ser obligados a enviar sus pagos a una cuenta de la legítima Asamblea Nacional?
If the government of Nicolas Maduro in Venezuela has been declared illegitimate, should not all oil buyers, like Citgo, be forced to send their payments to an account of the legitimate Venezuelan Congress?

Quienes han declarado al gobierno de Nicolás Maduro ilegitimo deberían exigir que todos los pagos al gobierno o empresas estatales de Venezuela, sean enviados a la cuenta internacional de la legítima Asamblea Nacional. Eso no es un bloqueo económico.
All who have declared the government of Nicolas Maduro illegitimate, should request all payments to Venezuela´s government to be made into an international account of the legitimate Venezuelan Congress. That is not an economic blockade, just the opposite.

La legítima Asamblea Nacional de Venezuela debe formalmente solicitar a las naciones que declararon ilegítimo al gobierno de Nicolás Maduro, que todos los pagos del exterior al gobierno o a las empresas del estado, sean depositadas en una cuenta internacional de AN
The legitimate National Assembly of Venezuela must formally request the nations that declared the government of Nicolás Maduro as illegitimate, that all payments from abroad to the government or to state enterprises be deposited in an international account of AN

17 de agosto de 2018

En Venezuela lo último que se necesita es el despacito… se necesita el rapidito

Un tweet mio sobre PDVSA
“Para que venezolanos puedan comer rapidito, hay que entregar PDVSA a sus acreedores rapidito, para que pongan sus cachivaches a funcionar rapidito, a ver si cobran alguito, y para que le paguen a los ciudadanos, no a bandidos, nuestros royalties rapidito”
Y otro tweet con respecto a Citgo… “¡A buena hora!"
“Al fin como que salimos de Citgo. No hay ni un solo estudio independiente sobre lo que Citgo le ha dado o le ha costado a Venezuela desde que en 1986 de compro el 50% o desde 1990 cuando se adquirió el 100%.”

7 de diciembre de 2017

Venezuela ¿No estamos en una emergencia nacional?

Se nos están muriendo o creciendo seriamente desnutridos millones de jóvenes… sin hablar de los otros tantos que pasan hambre hereje. ¿Con quienes habrá Venezuela de construir su mañana?
De colocar el precio de la gasolina en lo que podríamos recibir (o tenemos que pagar por ella) en los mercados internacionales, estimo que con la eliminación de contrabando y la reducción de la demanda interna, el país generaría unos 10 millones de dólares de ingreso adicional por día.
Eso, a 2 dólares por día, permitiría alimentar bien, a 5 millones de venezolanos, una sexta parte de nuestra población.
Una verdadera sociedad civil, no puede, con conciencia tranquila, mantenerse callado sobre esto.
Además, francamente… ¿cuál es la productividad actual de esa gasolina que, para el caso de que el vehículo funcione, se quema en nuestras carreteras?
Además… ¿Qué daño puede causar que una esponja absorba más de la liquidez que hunde el bolívar?


Precio actual por litro de gasolina:
Venezuela menos de 1 céntimo de US$
Noruega (otro país petrolero) US$ 2.35
¿Obsesionado yo? ¡Sin duda!







30 de noviembre de 2017

¿En cuánto se compra el contenido de una bolsa CLAP en los Estados Unidos, y con cuanto se llena ahí un tanque de 60 litros de gasolina?

Busque en la Web qué contenía una bolsa CLAP. 
Lo que encontré fue:
Cuatro kilos de arroz, 10 de pasta, un litro de aceite, seis latas de atún, 2 salsas de tomate, 1 mayonesa, dos kilos de lenteja, dos de caraotas, uno de azúcar, medio kilo de leche y dos harinas de maíz.
No me consta.
Pero fui a un Supermercado precio medio en Estados Unidos y estime poder adquirir el contenido de esa bolsa CLAP (incluyendo la Harina Pan) en US$ 85. 
Llenar un tanque de gasolina de 60 litros en Estados Unidos cuesta hoy US$ 36. 
En Noruega, otro país petrolero, llenar ese tanque cuesta más de US$ 120. 
¿Con cuánto se llena ese mismo tanque de gasolina en Venezuela?

27 de septiembre de 2017

¿Cuánto puede acumular un Fondo Petrolero de Venezuela antes de que algunos le den palo a la piñata?

El Fondo Petrolero Noruego ha acumulado un trillón de dólares en activos, unos $200.000 por cada noruego. Bien hecho Noruega, pero mosca noruegos, hay momentos en que mucha riqueza no distribuida atrae malas ideas y malos distribuidores.
En The Economist leemos que el fondo noruego ganó "100.000 millones de dólares en el último año, en gran medida gracias al boom mundial del mercado de valores en 2017".
Y en su gestión, seguramente por haber sido tan exitoso, ahora se permite “actuar cada vez más como un accionista activista, que opina sobre la remuneración de los ejecutivos, el comportamiento ético, los asuntos ambientales, el empleo de menores de edad y muchos otros asuntos sociales". Pregunto:
¿Cuál sería la reacción si ahora el fondo noruego de repente, debido a condiciones de mercado adversas, perdiese un 20% de su valor?
¿Habrá un político noruego que proponga que gran parte de la fortunas que tiene el fondo sea compartida antes de que sea demasiado tarde?
¿Habrá algunos noruegos que pregunten “¿cuánto nos cuesta dicha digna conciencia de inversión social?”
Y cuando el fondo comience a pagar más de lo que le entra, entre otros debido a los cambios demográfico que eleva el porcentaje de los noruegos de mayor edad, escucharemos entonces de sus jóvenes un "¿y nosotros?"
Y no estoy especulando demasiado. En 1990 se llamaba El Fondo Petrolero de Noruega. En el 2006 le cambiaron el nombre a Fondo de Pensiones del Gobierno de Noruega.
Un fondo que no tiene exactamente identificado sus beneficiarios es un fondo que puede terminar muy mal.
¿Además, acaso la solo existencia de un fondo de esa naturaleza y con tantos recursos no comienza a cambiar poco a poco el carácter nacional? ¿Se habrían aventurado los Vikingos noruegos adentrarse en mares peligrosos si ya estuviesen en posesión de $200.000 o mucho más, cada uno de ellos?
¿Que le sugeriría yo a mis amigos noruegos? Que recen mucho para que su precioso fondo no se convierta en algo feo. Y quizás que vuelvan al nombre original y, siempre que repartan algo, lo hagan vía un Dividendo Petrolero pagado por igual a todo noruego. Eso que un fondo que ha producido tanta riqueza en el extranjero termine sólo pagándole las pensiones a los viejitos de unas generaciones sortarias me suena tan triste. 

En Venezuela de seguro ya oiremos expertos ofreciéndonos hacernos ricos como los noruegos. Hay que pararlos, como igual hay que parar a quienes han malgastado o robado la fortuna petrolera que la providencia le lego a nuestro país.
Por supuesto, Noruega justificó mucho su fondo con el tener que retener los ingresos extranjeros en el extranjero para así evitar la enfermedad holandesa de una moneda sobrevaluada. Pero Noruega ya era entonces una nación más desarrollada con necesidades mucho menos inmediatas. Venezuela tiene prioridades más urgentes.
Mucho más importante que un fondo petrolero nacional extremadamente rico, es la existencia de ciudadanos capaces, no dependientes y no sumisos. Noruega había logrado otro tipo de desarrollo social cuando inicio su fondo en 1990.
Una nación donde los niños se están muriendo o creciendo desnutridos, mientras que la gasolina se regala, no está social o mentalmente preparada para tener un Fondo Petrolero.
Venezuela tiene el precio de gasolina mas bajo del mundo, US$ 0.01 por litro, Noruega el mas alto, US$ 2.04 por litro. Mientras que Noruega respeta el petróleo, Venezuela claramente lo irrespeta. ¿Qué más les puedo decir?
En 1974 fui designado el primer gerente de diversificación del Fondo de Inversiones de Venezuela. Me bastaron dos semanas para saber que ese fondo no funcionaría y renuncie.
Para construir una ciudadanía que pueda llevar nuestra nación a un futuro mejor de manera sostenible, considero indispensable distribuir a todos los venezolanos, por igual, las resultas petroleras, para que ellos sean sus sembradores
¿Quién de verdad puede creer que de haber administrado los ciudadanos cada quien sus resultas petroleras lo hubieren hecho peor que nuestros sabelotodos?
@PerKurowski

18 de septiembre de 2017

Dejemos de ponerle gasolina a los teteros

Cuántos niños venezolanos no se mueren o no se les permite un crecimiento saludable por falta de alimentos?
Cuántos de éstos podrían comer mejor si los recursos liberados por vender la gasolina en Venezuela a su precio internacional, fuesen debidamente usados para alimentar a los hijos de Venezuela? ¡Muchos!
En tal sentido podríamos decir que en Venezuela le ponemos gasolina a los teteros. Debería darnos vergüenza. Es un crimen económico de lesa humanidad.
Recientemente un asesor de los financistas del régimen, para poder seguir haciendo negocios, menciono la posibilidad de usar una “cuenta monitoreada por organizaciones internacionales creíbles, tales como la Organización de Naciones Unidas o la Iglesia Católica”. Eso de asegurar que a los nuevos recursos se les diese buenos usos de manera pulcra, ayudaría el no seguirle creando una mala imagen a sus clientes.
En tal sentido sugiero que se aumente el precio de la gasolina y que el valor de todo los barriles que entonces se pudiese exportar a consecuencia de la reducción en la demanda nacional, estimo unos 300.000, sea depositado en una de esas cuentas.
Le podemos permitir al régimen quedarse con los tanto más bolívares que obtendrían vendiendo la gasolina doméstica a precios internacionales. Eso le ayudaría reducir la monstruosa brecha fiscal que sobrealimenta la inflación.
Pero eso solo a cambio que sea la Asamblea Nacional quien establezca y supervise las cuentas antes referidas, para así asegurarle mas comida y medicinas a los niños… y a unos cuantos totalmente desamparados viejitos.
Lo anterior podría ser un excelente primer resultado de ese diálogo constructivo que necesitamos lograr, de darse las condiciones mínimas para su inicio.
Aquí una propuesta anterior similar pero en la cual la distribución de los resultados era distinta.
Lo anterior representa por mi parte sólo un compromiso temporal. A la larga no tan larga, ruego que le entreguemos todas las resultas por igual a todos los venezolanos, para que así al fin sean los ciudadanos que aprendan a sembrarlas; y para así al fin quitarnos esa “madera que nos golpea, nos golpea”
@PerKurowski
En este link consiguen mas de 100 artículos (y unos videos) míos contra ese crimen económico contra la humanidad

12 de julio de 2017

Venezuela, un momento como éste no permite que definamos nuestro futuro a la ligera y no nos libremos del Yugo

En un futuro, no se cuán lejano, historiadores, economistas, psicólogos y sociólogos se reunirán en una gran conferencia mundial para analizar: ¿Cómo pudo pasarle eso a Venezuela?
No cabe la menor duda que la explicación prevaleciente será la de una excesiva concentración de recursos no provenientes de los ciudadanos en manos del gobierno, en éste caso el de las resultas petroleras... ése yugo que, usando palabras de Alí Primera, siempre nos golpea y golpea.
Al final de la conferencia solo hay tres declaraciones posibles:
1. Gracias a Dios, Venezuela logro aprovechar ése momento histórico para librarse de la principal maldición de los recursos naturales y comenzó a repartir las resultas petroleras entre todos los ciudadanos. Y sus gobiernos tuvieron que comenzar a trabajar, exigidos, exclusivamente con los recursos que provenían de los propios bolsillos de los venezolanos.
2. ¿Cómo rayos nos explicamos que los venezolanos sigan sometiendo sumisamente a las ocurrencias de quienes parten y reparten para quedarse con la mejor parte?
3. Pues ocurrió lo que tenía que ocurrir, y ya Venezuela no existe y los recursos naturales que la providencia les lego, ya hoy son extraídos y aprovechados por otros.
Amigos compatriotas: ¿Cuál de estas declaraciones finales es la que deberíamos desear oír, por nuestros nietos y bisnietos?

28 de junio de 2017

Lo inmediatamente inmediato, logrado lo inmediato de hoy

Sin duda que en Venezuela lo inmediato es lograr salir del odioso gobierno actual. No obstante, una vez logrado aquello, y dada las inmensas dificultades que se le presentan a nuestro destrozado y endeudado país; falta de comida, falta de medicinas, falta de seguridad, y un Estado falto de recursos reales con qué pagar a millones de su empleados públicos y sus acreedores en general, lo inmediato pasa inmediatamente a ser el ¿Qué Hacer?
De no contar el después con una visión que inspire, cualquier gobierno que siga tendrá poca vida… y se profundizarán las heridas.
Por lo cual mi pregunta es: ¿Deben unos pocos caciques que dicen saber tripular Venezuela poder quedarse con todos los salvavidas, corriéndose el riesgo de que todos se ahoguen, o debe repartirse entre todos los venezolanos unos no tan espléndidos salvavidas, en un “sálvense quien puede”?
Los salvavidas a que me refiero es por supuesto la cuota parte que a cada ciudadano le tocaría de nuestras resultas petroleras.
Yo sin duda prefiero El Reparto… por cuanto estoy seguro que 30 millones salvando su propio pellejo, lograrían darle un uso mucho más eficiente a unos menguados recursos que quienes parten y reparten y a veces, hasta sin saberlo, creyéndose sabelotodo, se quedan con la mejor parte.
Yo sin duda prefiero El Reparto… por cuanto estoy seguro que lo que más debilita nuestra nación es el continuo esperar que el cacique de turno y sus ayudantes sepan resolver.
Yo sin duda prefiero El Reparto… por cuanto eso acabaría con esos improductivos y frecuentemente hasta criminales esfuerzos de todos en buscar quedarnos con más de nuestra cuota parte de las resultas.
Yo sin duda prefiero El Reparto… por cuanto eso le abriría nuevos horizontes a un país tan necesitado de éstos para lograr recuperar su confianza en el futuro.
Pero tampoco me opondría a que cada ciudadano le diese una partecita de su salvavidas, digamos el 10%, al cacique de turno, para que siga tripulando a Venezuela, por cuanto en ese caso quedaría claro que los ciudadanos somos los pasajeros que le pagan los sueldos a la tripulación.
Y por supuesto todos los venezolanos que poseen más que ese salvavidas tienen la obligación de contribuir vía el pago de impuestos a salvar su país.
Y por supuesto estoy seguro que quienes abandonaron el barco a tiempo, y se encuentran varados en alguna tierra-firme lejana, muchos ansiando volver de nuevo a nuestro país, buscarán ayudar como mejor puedan.
Y por supuesto estoy seguro que después de haber clasificado las deudas de Venezuela en de buena fe, sospechosas y odiosas, habrá que iniciar las conversaciones con nuestros acreedores, aclarándoles eso si que ya las resultas petroleras ya no le pertenecen al Estado sino a los ciudadanos.
Pero tampoco me opondría a que cada ciudadano cediese una partecita de su salvavidas, digamos el 10%, para el pago de las deudas legitimas de buena fe, para demostrarle al mundo que Venezuela puede que tenga gobiernos malos, pero no tiene ciudadanos maulas.
Y por supuesto habrá que constituir la Recuperadora Inc., para buscar recuperar el máximo posible de lo robado.
La gran tragedia venezolana es que la sangre que se derrama en sus calles, ayer y hoy, no es luchando contra el enemigo real, ése que es la centralización de las resultas petroleras.
Jóvenes, luchen por liberar al país del depender de quien administra lo que la providencia nos lego a Venezuela.
PS: Referendo consultivo: “¿Cree usted que ya esta bien que los-quítate-tú-pa-ponerme-yos de siempre sigan partiendo y repartiendo nuestras resultas petroleras, para quedarse ellos con la mejor parte, y que al fin llego el momento para que dichas resultas le sean entregadas a todos los venezolanos por nacimiento por igual? ¿Si o No?”
@PerKurowski

19 de junio de 2017

En Venezuela necesitamos de una gran batalla final, pacífica y democrática, entre los aprovechadores y los aprovechados

La realidad es que la fuerza individual de quienes en Venezuela esperan agarrarse un milloncito o más de las resultas petroleras, o explotarlas políticamente para conseguirse un buen cargo, los aprovechadores, es sin duda muchísimo mayor que las fuerzas individuales de quienes con el reparto de estas resultas pueden esperar unos US$ 30-100 mensuales, los aprovechados.
Ante tal realidad, para lograr cambiar de manera determinante el rumbo de nuestro país, hay que multiplicar las débiles fuerzas de los aprovechados por millones.
Amigos, necesito su ayuda para convocar el referendo consultivo final sobre el futuro de Venezuela. Ese referéndum se refiere solo a la modificación dos o tres palabras, de un sólo articulo de nuestra Constitución, su Artículo 12.
Actualmente éste reza: “Los yacimientos mineros y de hidrocarburos, cualquiera que sea su naturaleza, existentes en el territorio nacional, bajo el lecho del mar territorial, en la zona económica exclusiva y en la plataforma continental, pertenecen a la República, son bienes del dominio público y, por tanto, inalienables e imprescriptibles.”
Y deseo que diga: “Los yacimientos mineros y de hidrocarburos, cualquiera que sea su naturaleza, existentes en el territorio nacional, bajo el lecho del mar territorial, en la zona económica exclusiva y en la plataforma continental, pertenecen a los ciudadanos venezolanos, mientras vivan, y son por tanto, inalienables e imprescriptibles.”
Para que ésta consulta sea entendida necesitamos que la pregunta respectiva se exprese en términos coloquiales muy claros, para que no le quede a nadie duda alguna sobre de qué se trata.
Pregunta: “¿Cree usted que ya esta bien que los-quítate-tú-pa-ponerme-yos de siempre sigan partiendo y repartiendo nuestras resultas petroleras, para quedarse ellos con la mejor parte, y que al fin llego el momento para que dichas resultas le sean entregadas a todos los venezolanos por nacimiento por igual? ¿Si o No?
PS. Se puede recordar que de contestar “¡No!”, lo mas probable es que, por lo menos por unos cuantos años mas, los acreedores de Pdvsa y de Venezuela se llevaran la mayor parte de las resultas.
PS. Se puede recordar que debido a las condiciones del mercado y la absoluta ineptitud de la Pdvsa actual, las resultas petroleras de los próximos años pueden verse significativamente mermadas, pero lo cual solo hace aún mas necesario que estas no caigan en manos bandoleras.
PS. Se le puede recordar a quienes preguntan con qué funcionará el Estado, que es solo cuando el Estado recibe sus recursos exclusivamente vía el pago de los impuestos por parre de sus ciudadanos, que al Estado le preocupa el bienestar de los ciudadanos.
PS. Se puede recordar que en esencia se trata de una gran batalla final entre los aprovechadores y esos aprovechados que quieren conservar para si las oportunidades que les brinda el haber nacido en un país tan generosamente tratado por la providencia.
PS. Se puede recordar que quien quiera que se oponga a ésta consulta, de hecho confiesa ser un quítate-tú-pa-ponerme-yo.
PS. Se puede recordar a quienes sostienen que esas resulta petroleras en manos irresponsables sólo será gastada en licores que los estudios en muchas partes del mundo indican que ése no es el caso. Pero, si alguien dudase de aquello permítame repreguntar: ¿Dice usted que de verdad un país se construye mejor con Etiqueta Negra que con aguardiente Cocuy?
@PerKurowski

9 de junio de 2017

Una simple compleja pregunta de un humilde economista venezolano a un sobresaliente abogado internacional venezolano

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece: 
“Artículo 12. Los yacimientos mineros y de hidrocarburos, cualquiera que sea su naturaleza, existentes en el territorio nacional, bajo el lecho del mar territorial, en la zona económica exclusiva y en la plataforma continental, pertenecen a la República, son bienes del dominio público y, por tanto, inalienables e imprescriptibles.”
Supóngase una Neo-Constituyente que establezca: 
“Artículo 12. Los yacimientos mineros y de hidrocarburos, cualquiera que sea su naturaleza, existentes en el territorio nacional, bajo el lecho del mar territorial, en la zona económica exclusiva y en la plataforma continental, pertenecen a los ciudadanos venezolanos, mientras vivan, y son por tanto, inalienables e imprescriptibles.”
Supongamos también que la Pdvsa actual quiebra y todos sus activos son adquiridos por una Pdvsa II o por cualquier otra empresa nacional o extranjera que, en nombre de los ciudadanos de Venezuela, haya sido encomendada a extraer y comercializar ese petróleo depositado por la Providencia en las entrañas de Venezuela.
En tal sentido un tanquero transportaría entonces, no el petróleo de un país soberano, sino el petróleo propiedad privada de millones de ciudadanos venezolanos. Con lo cual mi pregunta a los expertos abogados sería: 
¿Podría ese tanquero ser embargado por los financistas de Pdvsa de la Revolución Bolivariana de Venezuela? ¿Podría un tanquero de por ejemplo la ExxonMobil, ser embargada por acreedores de los Estados Unidos o del estado de Tejas en el caso de que estos últimos incumplan unas obligaciones financieras?
Por supuesto que los acreedores de Pdvsa y de Venezuela reclamaran ante jueces aludiendo que siempre prestaron contra los futuros ingresos petroleros estimados. Mi pregunta, como antes la he hecho es: ¿Puede un gobierno hipotecar algo que la propia constitución declara como inalienable? 
El mundo, a sabiendas que los proventos del petróleo que carga ese tanquero le serán entregados directamente a millones de venezolanos, los dueños de petróleo, y lo cual le ayudara en algo satisfacer sus necesidades básicas, comida y medicinas… ¿permitiría sin decir nada que ese dinero fuese a satisfacer las apetencias de unos pocos financistas especuladores? 
Amigos, nuestra Venezuela ha sido saqueada. Es obligación de cada venezolano buscar intentar salvarla a como de lugar, cada quien de acuerdo a como mejor pueda. Si los expertos abogados me responden que un “Estás loco Kurowski esto no es posible”, sin pena alguna seguiré intentando otras vías.
Mas sobre el tema

Recuerdos de mi Palmira querida desde hace casi 60 años

De niño, paseando por los cerros aledaños de mi Palmira querida, de mano de mis abuelos suecos, y oír cómo ellos conversaban animadamente, sobre todo, con los campesinos que vivían en chozas humildes, aprendí a confiar profundamente en mis compatriotas.
Puede que muchos de ellos hayan, por los momentos, completamente perdido la brújula, pero estoy seguro que de devolverles la confianza, y permitirles manejar su propia cuota parte de las resultas petroleras, no nos decepcionaran. Todo lo contrario, nos enorgullecerán.
Liberémonos de esa chequera petrolera que desde siempre nos golpea, nos golpea.

16 de mayo de 2016

En Venezuela, o nos falta una élite funcional, o nos sobra una élite disfuncional… ustedes deciden


En estos momentos, sin comida y sin medicinas, se discute cuanta deuda externa, de esa que tendrá que ser pagada por nuestros hijos, debemos contratar para que funcione un sistema donde en principio le seguimos regalándole gasolina a los padres. 

Un pais donde escasea la comida y las medicinas se regala la gasolina eso representa un crimen económico contra la humanidad 
¿Con cuantos educadores educados, contamos en Venezuela para educar al país?
El crimen de la gasolina regalada

PS. Desde Renny Ottolina no recuerdo ninguna figura pública que haya asumido la responsabilidad de ser élite.